Buenos hábitos alimenticios para un niño de 3 años

Buenos hábitos alimenticios para un niño de 3 años

Tu hijo de 3 años está más dispuesto a probar más alimentos que el año anterior. De hecho, estará más dispuesto a aceptar comidas que se le presenten de una manera nueva o más interesante. Desata la creatividad y haz que la hora de la comida sea un momento divertido, familiar y que se construyan tradiciones familiares eternas.

Comer juntos en familia. Los niños de 3 años aprenden mucho al comer y socializar en la mesa a la hora de comer. Los estudios demuestran que los niños que comen al menos una vez al día con sus familias tienen un mejor vocabulario y mejores dietas. Apaga la TV a la hora de la comida, y hablen en familia. Asegúrate de que la familia coma en el mismo horario y en el mismo lugar, como por ejemplo la cocina o el comedor.

Modales. Enséñale a decir "por favor," "gracias" y "¿puedo...?" Tu hijo debe ayudarte a preparar la mesa y a limpiarla después. Probablemente disfrute de los hábitos y rituales de las comidas familiares.

Cómo tratar la constipación o problemas con sus evacuaciones. Si tu hijo en edad preescolar tiene dolor, deposiciones duras (caquitas o popó duro) o no puede defecar por uno o dos días, cambia su dieta de inmediato. Si el problema no se corrige en uno o dos días, llama a su pediatra para pedirle un consejo. Es posible que tu hijo no quiera ir al baño si este problema persiste durante mucho tiempo.

Estos consejos deberían facilitar la situación.

  • Intenta hacer que tu hijo deje de tomar en biberón, si todavía no lo ha hecho. Tomar del biberón a esta edad puede dificultarle la tarea de aprender buenos hábitos de comidas en el hogar y en la escuela.
  • Evita utilizar la comida como una recompensa o un soborno por un buen comportamiento. Los estudios demuestran que este comportamiento lleva a la reducción de la ingesta de alimentos a corto plazo y a batallas por la comida a largo plazo.
  • Evita comidas duras y pequeñas, como por ejemplo dulces o goma de mascar ya que podría tragarla y quedar pegada en la tráquea.

¡Buen apetito!

También te puede interesar:

Toallitas húmedas

Toallitas húmedas Pampers® Natural Clean

Una suave y fuerte toallita húmeda para una limpieza refrescante