Visita pediátrica: control del bebé de 1 mes

Visita pediátrica: control del bebé de 1 mes

El primer control de salud de tu bebé será aproximadamente al mes (a menos que haya sido observado en la primera semana después de que llegó a casa del hospital) después de salir del hospital. El médico medirá su peso y altura, y te ofrecerá consejos sobre cómo manejar molestias o enfermedades menores en casa y cuándo llamar al médico.

Todavía te estarás acostumbrando a vivir con el bebé, así que tómate todo el tiempo que puedas para esta cita. Lleva lo que necesites para mantener a tu bebé calientito, saciado y contento, y asegúrate de llevar una copia de la ficha clínica de tu recién nacido, si la tienes.

En esta visita el profesional probablemente:

  • pesará y medirá a tu bebé para asegurarse de que esté creciendo a un ritmo saludable. Haz clic aquí para ver nuestra tabla de crecimiento.
  • Controlar que el cordón umbilical se haya caído y que el ombligo esté cicatrizando bien. Si tu bebé fue circuncidado, el médico controlará que también esté cicatrizando bien.
  • Vacunará a tu bebé contra la hepatitis si no lo vacunaron en el hospital o en una visita anterior al médico.
  • Se ocupará de cualquier problema de salud que identifique, como dermatitis seborreica o erupción por el uso del pañal.
  • Te preguntará sobre los patrones de sueño, alimentación y evacuación de tu bebé.

Lo que tu médico querrá saber

  • ¿Tu bebé ha consultado a otro profesional desde la última visita? De ser así, ¿por qué? ¿Cuál fue el resultado de esa visita? ¿Se recetaron medicamentos o tratamientos?
  • ¿Tu bebé levanta la cabeza cuando lo acuestas con la panza hacia abajo?
  • ¿Se calma, aunque sea por un momento, cuando te escucha o cuando lo levantas en brazos?
  • ¿Duerme un poquito más en algún momento del día o de la noche?
  • ¿Sus períodos de vigilia son cada vez más largos?
  • ¿Te sigue con los ojos, y te mira con atención los ojos y la cara cuando están cerca?
  • ¿Reacciona ante tu voz u otros sonidos?
  • ¿Lo acuestas sobre la espalda para dormir? ¿La ropa de cama y habitación son adecuadas?
  • ¿Mira los móviles que están sobre la cuna?
  • ¿Se pone más quisquilloso al final del día? Todas estas conductas son previsibles en este momento.
  • Si amamantas, ¿tomas algún medicamento o suplementos?
  • ¿Hay alguna fuente de estrés o cambios en el hogar tales como sociales o financieros?

Conversa

Seguramente tendrás muchas otras dudas. Este es el momento de hablar con tu médico sobre ellas. Aquí enumeramos algunos temas comunes:

  • ¿Cómo come y duerme tu bebé? Coméntale al médico con qué frecuencia come tu bebé.
  • Habla sobre cómo están adaptándose al bebé los hermanos y demás miembros de la familia.
  • Pregúntale sobre cómo manejar el tema del llanto y consúltale sobre técnicas para calmar al bebé. El bebé debería calmarse al tomarlo en brazos. Analicen también la posibilidad de usar un chupete.

¡Habla sin reservas!

Los padres primerizos siempre tienen preguntas. Tu médico está allí para ayudar, así que no te inhibas. Por ejemplo, debes hablar con él en las siguientes circunstancias:

  • Si hay personas que te dan consejos confusos o contradictorios.
  • Si el bebé no reacciona ante los sonidos, especialmente tu voz.
  • Si el bebé no mueve ambas manos y pies por igual.
  • Si el bebé tiene un ojo hinchado o lloroso.
  • Si el bebé no se enfoca en tu cara durante los períodos de vigilia.
  • Si te cuesta mucho calmar a tu bebé.
  • Si te sientes triste, o te cuesta dormir o comer.
  • Si te reincorporarás a tu trabajo pronto, y no sabes cómo vas a manejarlo.
  • Si tu bebé no permanece despierto durante más de treinta minutos seguidos.

Aunque cada bebé es diferente y alcanza los logros de desarrollo en tiempos únicos, todavía es bueno mencionar cualquier problema o inquietud sobre el desarrollo de tu bebé con tu médico.

También te puede interesar:

Pañales

Pañales Pampers® Swaddlers

#1 preferido por los hospitales de EE.UU*